Con menos de un año respecto a su última visita, Blaze Bayley volvía a Madrid para presentar su nuevo trabajo, Endure and Survive. Si ya entonces no hubo mucha gente, en esta ocasión aún la presencia del público fue menor. Allá cada uno.

Como siempre con Blaze, un merchandising con múltiples artículos a precios digamos que asequibles en unas cosas y no tanto en otras.

Blaze Bayley - Sala Copérnico

Blaze Bayley – Sala Copérnico

A la hora del comienzo del concierto, diría que no se llegaba a la veintena de personas, perteneciente este número en su mayoría a los diferentes medios acreditados, lo cual representaba una entrada muy pobre.

AlterEvo - Sala Copérnico

AlterEvo – Sala Copérnico

Pelín después de las ocho y media, salieron los chicos de Alterevo, anunciando su vocalista que todos los temas que iban a sonar pertenecerían a su último trabajo, Redefinido, trabajo en el cual se mezclan tanto temas cantados en español como en inglés. También puntualizó entre risas que no había set list sobre el escenario para, textualmente, no facilitar las cosas al personal de los medios y que se lo tuvieran que currar. Todo dentro de un humor… digamos que inglés, pero que se podía haber ahorrado.

Tras un par de temas, “Control” entre ellos, en el que se utilizaron efectos de humo desde el borde del escenario y un irónico comentario de ‘gracias por vuestro sincero aplauso’, continuaron con “Corrupt”. Hasta el momento el sonido estaba siendo bastante malo, con un bajo y una batería que se comían absolutamente a la guitarra, y sobre a un teclado que al no oírse nada, yo dudaba que estuviera enchufado. La voz de Alberto Sánchez tampoco estaba sonando con toda claridad.

AlterEvo - Sala Copérnico

AlterEvo – Sala Copérnico

Se dio paso a la primera versión de la noche, “Judgement Day” de Whitesnake que estuvo correcta, incluso a nivel de sonido. “Sin ti”, dedicada a la gente que se ha ido de cualquier manera, teniendo parte de medio tiempo, no sonó mal, pero a partir de ahí, el sonido volvió a empeorar. La canción más destacable fue “Save my soul”, donde su hard rock quedó bien palpable, con un David Growl al bajo como miembro más destacable, antes de la cual mostraron sus respetos a Blaze Bayley por haber sido capaz de entrar en Iron Maiden.

También sonaron “Alone” y la versión de Mr. Big “Daddy, Brother, Lover, Little Boy”. Tras un último tema más, sus tres cuartos de hora llegaron a su fin sin que terminaran de conectar con la audiencia.

Teóricamente aún habría que esperar casi cuarenta minutos para que Blaze Bayley y los suyos salieran a tocar, sin embargo, se adelantó diez minutos sobre el horario previsto, y los tres instrumentistas se plantaron sobre las tablas. Así, Chris Appleton a la guitarra, Martin McNee a la batería y Karl Schramm al bajo esperaron a que el vocalista hiciera su aparición, algo que no se hizo esperar. Curioso que todos fueran uniformados con el chaleco de la banda que también se podía adquirir en el merchandising.

Blaze Bayley - Sala Copérnico

Blaze Bayley – Sala Copérnico

Cabe destacar que es la primera vez, si mal no recuerdo, que Blaze repite formación de una gira a otra, incluso también en la grabación de un disco a otro, algo que para este hombre es todo un mérito. Como dije más arriba, venían a presentar el nuevo Edure and survive, que forma parte de una trilogía que comenzó con el anterior Infinite entanglement.

A estas alturas, todo el mundo sabe que Blaze Bayley es un animal de escenario, y aunque con peros, lo volvió a demostrar.

Blaze Bayley - Sala Copérnico

Blaze Bayley – Sala Copérnico

Por lo que fuera, Blaze tenía una prisa excesiva, y así, los tres primeros temas, Edure and survive, Escape velocity y la archiconocida Futureal sonaron enlazadas sin realmente llegar a terminar el tema de manera que lo enlazaba con el siguiente. Había una aceleración en la interpretación que no era normal. En otras ocasiones también los enlaza pero con el pie algo levantado del acelerador. Ni que decir tiene que con Futureal se desató la locura entre la audiencia, pues quieras que no, sigue habiendo cierta nostalgia de ciertos temas que si no es con Blaze, no se volverán a oír en directo, con la doncella me refiero. Blaze a pesar de estar en los inicios del concierto se lo estaba pasando de fábula, animando al personal como si estuviera en un pabellón repleto.

A pesar de que no se llegó al centenar de personas, la comunión de Blaze con su público es muy evidente, interactuando con ellos y haciéndoles partícipes del concierto cogiéndoles por la cabeza como en una especie de conexión mientras él sigue cantando.

El sonido se vio desde el primer momento que no tenía nada que ver con los teloneros, pues sonaba todo mucho más limpio, destacando la guitarra de Appleton y un bajista absolutamente entregado. McNee a la batería, con algún problema con su instrumento, parecía sufrir, pues cada vez se ponía más y más rojo, quiero pensar que por algún problema en la piel.

Tras dar las gracias a la cantidad de fans que ha tenido en España este año y anunciar la edición de su nueva entrega discográfica, de nuevo pisó el acelerador para Blood, una de las más directas de su último disco, la buenísima Kill and destroy y Alive, empezando ya a desgranar temas de sus inicios que fueron muy bien recibidos.

Blaze Bayley - Sala Copérnico

Blaze Bayley – Sala Copérnico

Blaze Bayley - Sala Copérnico

Blaze Bayley – Sala Copérnico

 El bloque de Watching de night sky y A thousand years fue de lo mejorcito de la noche, decayendo luego un poco el concierto con el tranquilo inicio de Eating lies de su nuevo disco, tema que ni me convence en el disco ni tampoco en directo. A mi modo de ver, podía haber escogido otras nuevas composiciones mucho más directas que convergieran con la audiencia.

La cosa cambio con la tremenda Human y sobre todo con Silicon Messiah de su primer disco. Y es que aunque estuvo en Maiden, para mi es un placer que defienda sus propios temas, pese a que en esta ocasión, su voz parecía estar sensiblemente tocada.

La larga, pero que se pasa en un plis Stare at the sun también de su primera entrega, volvió a mantener el pabellón alto. Aunque la verdadera locura se desató con The clansman, presentada como de sus días en Iron Maiden, si bien es cierto, se nota muchísimo la falta de una segunda guitarra. En cualquier caso, fue lo más coreado de la noche sino la más. Al acabar, su ya clásico discurso para ensalzar a la gente que le compra sus discos, sus camisetas, sus entradas, que son los que le mantienen porque al fin y al cabo Blaze es libre y no está atado a compañía discográfica alguna.

Para mi el concierto acabó aquí, pues lo que vino a continuación, fue un tanto despropósito. Blaze volvió a sus orígenes con Wolfsbane y su Man Hunt, que siempre es un placer escucharla, pero lo que no es de recibo es que se pegue como diez minutos, sin exagerar, de solos entre la guitarra la batería y luego “tonteando” todos los miembros de la banda, que si, que todo el mundo se ríe, jiji, jojo, pero se puede hacer igual y además meter dos temas más. Es verdad que por norma incluye los solos en esta canción, pero no durando tanto tiempo. Cuando se enlazó con Man on the edge, “la juerga” continuaba, permitiéndose el famoso “Scream for me Madrid” de Dickinson.

Después, abandonaron el escenario, volviendo para interpretar Dark Energy 256, con un Blaze Bayley encantadísimo con el público de Madrid y anunciando como es habitual, que estaría en el merchandising en un momento para fotos y firmas.

Blaze Bayley - Sala Copérnico

Blaze Bayley – Sala Copérnico

Al final estuvo una hora y cuarenta minutos sobre el escenario, que se curró lo que hizo, si, que gustó, si, que nos reímos mucho, bueno, y que lo pasamos bien a pesar de ir todo un tanto acelerado, también, pero hay que mirarse ciertas cosas. En cualquier caso, como dije más arriba, Blaze es un animal de escenario, y haga lo que haga en él, se deja todo lo que lleva dentro.

Setlist Blaze Bayley:

  1. Endure and survive
  2. Escape velocity
  3. Futureal
  4. Blood
  5. Kill and destroy
  6. Alive
  7. Watching the night sky
  8. A thousand years
  9. Eating lies
  10. Human
  11. Silicon messiah
  12. Calling you home
  13. Stare at the sun
  14. The clansman
  15. Man Hunt
  16. Man on the edge

Bises:

  1. Dark energy 256
  • Crónica y fotos: Fernando Leal Vielsa

Compartir

Sin comentarios

Puedes ser el primero en dejar un comentario.

Dejar una respuesta

Puedes user estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *