Abuela Angeles

Abuela Angeles

Siempre es delicado abordar un asunto como este, la Salud de la escena Metal Nacional. Seguro que podremos encontrar cientos y miles de opiniones diferentes, pero lo bonito es quizá abrir un debate y poder analizar cuál es la situación actual de la escena para poder abordar una posible modificación para mejor en unas breves líneas, sin extenderme demasiado.

Cuando comento el tema del Metal Nacional, me refiero principalmente a las bandas nacionales, asistencia a conciertos, venta de discos, promoción, publicidad y todos los factores que engloban una escena y nos pueden dar una idea de cómo estamos ahora mismo.

En una opinión totalmente subjetiva, creo que en la actualidad a nivel creatividad, calidad y cantidad de bandas se goza de una buena salud a niveles generales, pero eso no se ve para nada refrendado con lo que personalmente denomino la industria del Metal Nacional, que por el contrario no existe y sobrevive en pequeños reinos feudales que en poco ayudan o colaboran entre sí, haciendo un flaco favor a la escena. Como en todo podemos encontrar cientos de matices y opiniones, pero lo cierto es que las bandas nacionales, salvo honrosas excepciones contadas con los dedos de una mano y creo que me amputan dos o tres, no pueden vivir de la música por no existir una industria que pueda mantenerlas.

¿Culpables?, en este caso somos todos: las propias bandas, los medios, promotores de conciertos, las discográficas y el público. Es cierto que en una época donde apenas se venden discos, hay una sobre saturación de conciertos, lanzamientos, entrevistas, revistas, páginas web… que hacen imposible que se fije la atención en una banda determinada o en un festival determinado.

Si concebimos la escena Nacional como un negocio, en la mayoría de los casos en una auténtica ruina. Muchas veces leo o escucho que toco por diversión, o escribo porque me gusta, pero tod@s en la vida tenemos aspiraciones, lo que es lícito y lógico, y todos queremos que nuestro grupo, revista, discográfica sea cada día mejor o más importante. Si pasamos a analizar los diferentes actores que intervienen en esta industria, por simplificar: grupos, medios, promotores, discográficas y público. Soy consciente que cada uno de estos puntos puede dar lugar casi a un libro y a diversas interpretaciones.

Los grupos rompen su ilusión tras vanos intentos y obtener casi nula colaboración y muy poca asistencia en sus conciertos, aunque también hay que analizar muchas de las acciones de los grupos que centran todo su esfuerzo económico en grabar en el estudio de cinco estrellas, mezclado por el mismo de siempre y cuando llega el momento de promocionarlo el esfuerzo económico es cero, como queriendo que el éxito me venga del espíritu santo. No hay que generalizar, pero es un mal bastante generalizado en los grupos. También muchos grupos caen en el error de no grabar en condiciones su trabajo, que es un poco opuesto a mi anterior comentario, pero hay que encontrar el justo equilibrio entre una inversión razonable en la grabación y la calidad, por eso es muy importante hacer un estudio previo de donde y con quien se va a grabar.

En el caso de los medios, pasa algo similar, no existe un medio poderoso o varios, que difundan el Metal en sus amplísimas vertientes y nos limitamos a repetir las mismas canciones una y otra vez. Las Revistas subsisten como buenamente pueden tratando de conseguir esa pequeña publicidad, con medios cuestionables, que algunos grupos están dispuestos a invertir, pero que no tienen la difusión de antaño. Las numerosas páginas Webs luchamos diariamente por obtener la noticia más original y directa, obtener esa inmediatez con lo que vivimos y que no se consigue con crónicas de conciertos publicadas un mes después, pero siempre tenemos la limitación de llegar al público masivo y siempre con la sospecha de la famosa copia pega, que tan mala imagen da. Tenemos cientos de emisoras de radio locales, que no logran enganchar a un público masivo por su escasa cobertura y o por la repetición de los mismos clichés que no atraen al público. Las emisoras de TV por internet es un fenómeno que están apareciendo y funcionando muy bien, pero aún no logran tener una audiencia masiva como para poder levantar bandas y presentarlas al gran público.

Los promotores, cada vez más numerosos, y en algunos casos faltos de seriedad, incumpliendo condiciones, horarios. Es cierto, muchas veces no apuestan por el Metal Nacional, pero también hay que reconocer que invierten su dinero y las ventas de tickets son ínfimas. Podemos hablar cientos de horas, largo y tendido sobre esto, pero si se concibe como negocio es lógico que un promotor busque el grupo que le de el beneficio económico, siempre que se respete las condiciones del grupo a tocar.

Las discográficas en la actualidad han perdido buena parte del sentido del negocio y están reinventándose, por eso las inversiones en Metal nacional son ínfimas y casi siempre centradas en las bandas que pueden generar esa posible rentabilidad.

El público es otro de los “culpables” de la situación, porque tenemos demasiados clichés o prejuicios creados, en muchas ocasiones directamente contra el Metal Nacional, al que no se le da ni el beneficio de la duda. Pero en otras ocasiones, solo se apuesta por lo mismo de siempre, sin dar ninguna oportunidad a los grupos que surgen o que vienen empujando y que en muchos casos te llevas una sorpresa agradable. ¿Por qué pagar 90€ por un grupo que ya hemos visto 20 veces y aporta más bien poco, apiñados y solo ver las pantallas a los laterales del escenario y no pagar 6€ para ver tres bandas nacionales y pasar 4 horas viviendo el Metal casi frente al músico?

Posibles soluciones que podemos encontrar entre todos, son muchas y muy variadas y seguro que te vas un sábado a la puerta de la We Rock o cualquier bar de Metal de la Península y cada uno te dirá una cosa diferente. En mi opinión, creo que si hubiera una concepción de la música como un arte de creación, capaz de crear una industria, como pasa en países como Inglaterra o Alemania, donde realmente existe un circuito o escena y hay muchas bandas, revistas, webs, discográficas que pueden vivir de la música, que es lo que muchos que intervenimos en este mundillo nos gustaría. Esta idea de crear industria es muy amplia y con muchos matices, que dará lugar a más artículos, pero nos puede llevar a crear emisoras, revistas, webs, canales de TV más potentes, que puedan difundir de una forma más masiva e incluso poder exportar fuera de nuestras fronteras aspectos tales como la música de nuestras bandas, los conciertos o festivales que se hacen aquí que en algunos casos poco o nada tienen que envidiar a los que vivimos fuera, se puedan vender más productos que generen las discográficas con CDs, vinilos, DVDS, y por ende beneficie a la asistencia a los conciertos y a las bandas, que son las que crean esta música que tanto nos atrae.

Quizá lo puedas ver como una situación utópica o difícil de realizar, o son obviedades, pero no se avanza y llevamos así más de no sé cuantos años y lo cierto que va a peor. Solo hay que leer las crónicas de los conciertos en cualquiera de los medios que escriben, para darnos cuenta, que quitando las vacas sagradas las cifras de asistencia a los conciertos son ínfimas. Pero ¿por qué no podemos cambiar esta situación? Es triste ir a una sala como la We Rock con un grupo que presenta su tercer disco, que invierte en grabarlo en DVD y no llegar a las cincuenta entradas vendidas, muy triste. No llegaremos a las 20.000 personas que nos reuníamos en el Rockodromo para ver cuatro bandas nacionales, pero si obtener cifras razonables que permitan vivir a más creadores de lo que pasa actualmente.

Si la salud actual no es todo lo buena que fue, hay que trasladar un mensaje de optimismo y de tratar una escena extremadamente conformista y porque no decirlo un tanto victimista y optar por cambiar fórmulas que se están viendo agotadas y que no funcionan, para tratar de levantarla y construir algo más positivo para muchos agentes que todos los días trabajan dentro de esta escena. Creo que hay mucha gente en este sector que vive la música como su vida, lo que puede ayudar a que la escena pueda crecer y volver a números y éxitos de tiempos no tan pasados.

By: javier@metaltrip.com

Compartir

2 comentarios

Todas las promotoras son malas salvo la que financia este medio. Y Legion if the Rammed que opina de esto?

Hola anónimo,

Creo que has confundido términos gravemente, ni Metaltrip financia nada, ni es financiado por nadie, solo por lo que trabajamos y los recursos que genera la página. Creo que tu comentario es muy gratuito y fácil detrás de un seudónimo.

Javier

Dejar una respuesta

Puedes user estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *