Por fin llegaba a Madrid la presentación del nuevo disco de los abulenses, Dünedain, o más concretamente de Madrigal de las Altas Torres, disco que ha cosechado grandes críticas, tocando ahora defenderlo en directo.

Dünedain - Sala Nazca (Madrid) - 21/04/2017

Dünedain – Sala Nazca (Madrid) – 21/04/2017

Para ello, se escogió la sala Nazca, desconocida para mí en absoluto y que resultó ser todo un descubrimiento, pues para grupos pequeños con cierto nombre, está muy bien y goza además de una buena calidad de sonido. Es parecida a la sala Cool, también nueva para los conciertos tras el desbarajuste de la sala Lemon, pero sin pasar tanto calor.

Dunkelmind - Sala Nazca (Madrid) - 21/04/2017

Dunkelmind – Sala Nazca (Madrid) – 21/04/2017

Para abrir boca, se presentaban también los madrileños Dunkelmind, banda del todo desconocida para un servidor que van en formato de quinteto y que se anuncian ellos mismos como de metal sinfónico.

Con retraso se inició el concierto pasadas las nueve menos veinte con una larga introducción que dio paso al primer tema, The Shadow of the Dragon que no me llamó mucho la atención. También es verdad que el estilo que el grupo desarrolla no me llega a calar. Durante la interpretación del tema, el grupo no hay duda de que se vacía, en cambio entre tema y tema, su vocalista Edu diría yo que muestra muchos nervios, aunque evidentemente, eso se suplirá con más tablas.

Con cierta timidez, Edu resaltó lo llena que estaba la sala y presentó Something to die for, al tiempo que en la pantalla, por cierto, colocada en posición muy alta, se iban intercambiando imágenes de diferentes dibujos asociados a los diferentes temas, a la vez que publicidad sobre la banda. El tema va cogiendo fuerza prácticamente en la parte final, y cuando le vas cogiendo el tranquillo, finaliza, aunque dejó mejor sabor de boca, al tiempo que el sonido no era precisamente malo, todo lo contrario. En cuanto a la luz, excesivos tonos rojos y luces parpadeantes que no ayudaban precisamente.

A destacar la guitarra de Andrés López y sus siete cuerdas, y no menos importante las cinco del bajo de Raúl Villameytide. Raro es encontrar en un escenario esta variedad. Siguieron con Life, con la que la gente se empezó a animar un poco más. Después, tras anunciar que son muy erráticos a la hora de sacar temas, presentaron A memory of you, con un inicio muy prometedor y una poderosa guitarra que se juntaban con una base rítmica mucho más contundente que lo mostrado hasta el momento.

Dunkelmind - Sala Nazca (Madrid) - 21/04/2017

Dunkelmind – Sala Nazca (Madrid) – 21/04/2017

Siguieron Fly, que según la banda ha tenido mucho éxito en internet, algo que nunca acabaré de comprender, pero bueno, yo soy más de otra época y eso del éxito en internet… Se trata de un medio tiempo que para mí fue de lo mejorcito. The pack es uno de sus nuevos temas que se incluirá en su nuevo trabajo, sin que se especificara si es un nuevo Ep o Lp, en el que Alicia Martín, la teclista y compositora y líder del grupo, participa en los coros como segunda voz, sorprendiendo además por su calidad.

Dunkelmind - Sala Nazca (Madrid) - 21/04/2017

Dunkelmind – Sala Nazca (Madrid) – 21/04/2017

Tras darnos las gracias, esperaban que para próximos conciertos, los temas estén grabados para venir con el oído acostumbrado a ellos, y es que este tipo de bandas, es verdad que no te entran a la primera por la compleja elaboración de sus canciones. Siguieron con Redemption y se despidieron, tras presentar a la banda con el primer tema que sacaron en su momento, Kingdom Lost, ahora si, con un público mucho más animado y que les despidió tras tres cuartos de hora con una aceptable ovación.

Set list Dunkelmind:

Intro. Hic Sunt Dracones

  1. The shadow of the dragon
  2. Something to die for
  3. Life
  4. A memory of you
  5. Fly
  6. The Pact
  7. Redemption
  8. Kingdom Lost
Dünedain - Sala Nazca (Madrid) - 21/04/2017

Dünedain – Sala Nazca (Madrid) – 21/04/2017

Cerca de las diez de la noche fue el momento en el que empezó a sonar Eón, tema que sirve también de intro para su nuevo trabajo Pandemonium de los Dünedain. Sin más previos y de seguido, descargaron Legado y Bola de cristal, dos trallazos de este nuevo disco que a sus numerosos incondicionales ya les allanó el camino para el resto de la noche.

A pesar del nuevo cantante, el que sigue cortando el bacalao sigue siendo Tony, relegado, utilizando muy entrecomillas el uso de esta palabra, a guitarra principal y segundas voces, y presentó Vuela, dejando claro que apuestan y mucho por su nuevo disco. ¿Y cómo no hacerlo si es un gran disco? Aquí compartió Tony las voces con Carlos Sanz, algo que sucedería bastante a lo largo de la noche. El público ni que decir tiene que se lo estaba pasando en grande.

Primer guiño al pasado con Fiel a mi libertad, y volviendo al pasado más reciente con Mágica, tocaron también a dos voces Noche de sueños. Llegados a este punto, Tony presentó al nuevo cantante de la banda, a su nuevo hermano como él le llama, Carlos Sanz, y también al bajista Alberto, que sustituía temporalmente como ya hizo en Valencia al habitual Izko, y que curiosamente también toca en Iron What?, aunque ahí desempeñando las labores de guitarrista. Tocaron Hechizo, en el que tuvieron algún problema con la guitarra de Mariano Sánchez.

Ya con la temperatura bastante elevada, Carlos se despojó de su grueso abrigo y de nuevo confiando en su nuevo disco, tocaron Confía en el amanecer, donde el público volvió a corear cada una de las frases del tema junto con los dos cantantes. Llegó la hora de repartir… galletas, y con 1000 Golpes estaba claro que el hecho de contar ahora con un vocalista, ha sido todo un acierto para la banda, pues a Tony se le ve mucho más a gusto en el escenario y puede intervenir a las voces pero más sosegado, repartiéndose bien el trabajo.

Dünedain - Sala Nazca (Madrid) - 21/04/2017

Dünedain – Sala Nazca (Madrid) – 21/04/2017

Dünedain - Sala Nazca (Madrid) - 21/04/2017

Dünedain – Sala Nazca (Madrid) – 21/04/2017

De nuevo problemas de sonido, esta vez con la pedalera de Mariano, más tras solucionarlos, durante Melancolía apareció la primera sorpresa de la noche, ya que sin presentación previa, hizo acto de aparición en el escenario Jorge Berceo, cantante de Zenobia, bandas que están muy unidas desde que protagonizaron juntos hace unos pocos años una gira. El público cada vez se lo pasaba mejor, y todo, acompañado con un sonido que podría denominarse como de perfecto.

El listón no bajó con La rosa negra para seguir con Vivir en pecado, que se dedicó de la mitad de la sala al fondo y en el que el peso del tema lo llevó Tony. El pipa de la banda, haciendo publicidad de la misma con una camiseta de Angelus Apatrida grabó al público durante la interpretación de Una razón, soltándose la concurrencia más que nunca, y es que… cuando hay una cámara de por medio…

Carlos dio las gracias a la sala Nazca por haber dejado que se pueda hacer el concierto, pues según él, cuando una sala cierra, otra abre, no sé yo si estoy muy de acuerdo con esa afirmación. Tony tomó entonces el micro para volver al pasado con Mi alma sigue en pie. Entonces sucedió algo digamos extraño. Todos los miembros de la banda, a excepción del batería Miguel Arias, se fueron del escenario, quedándose este como diciendo, ¿dónde váis?, de hecho, se pudo leer en sus labios ¿No toca Tu Sueño? Entonces empezó a sonar la intro grabada del tema y la sala se volvió realmente loca con la canción que más ha calado entre su público.

Dünedain - Sala Nazca (Madrid) - 21/04/2017

Dünedain – Sala Nazca (Madrid) – 21/04/2017

Seguramente por motivos de tiempo, no hubo lo que conocemos como bises, sino que todo el concierto fue seguido. Se pidieron aplausos para el promotor, para el público, para Dunkelmind y continuaron con Por los siglos de los siglos, la canción más happy metal de su repertorio, en la que sucedió la segunda sorpresa de la noche. De nuevo, con el tema iniciado, apareció el cantante de Edhellen Álvaro Karvac.

Dünedain - Sala Nazca (Madrid) - 21/04/2017

Dünedain – Sala Nazca (Madrid) – 21/04/2017

Llegábamos al final, pidiendo Carlos un aplauso para el cerebro del grupo Tony y tocando para finalizar Corazón de invierno, completando una hora y cuarenta minutos en los que el listón se mantuvo más que alto durante todo el concierto. La gente se lo pasó bomba (con cámara y sin cámara), y es que Dünedain cambia y mucho con la inclusión de Carlos Sanz. Ya llevan mucho tiempo, pero si alguien tenía duda sobre ellos, con el nuevo disco y el cantante, deberían dejarse de lado posibles prejuicios y disfrutar de una banda que se parte el lomo en el escenario. Antes también, pero ahora mucho más.

Set list Dünedain:

Intro: Eón

  1. Legado
  2. Bola de cristal
  3. Vuela
  4. Fiel a mi libertad
  5. Noche de sueños
  6. Hechizo
  7. Confía en el amanecer
  8. 1000 Golpes
  9. Melancolía
  10. La rosa negra
  11. Vivir en pecado
  12. Una razón
  13. Mi alga sigue en pie
  14. Tu sueño
  15. Por los siglos de los siglos
  16. Corazón de invierno

Crónica y fotos: Fernando Leal Vielsa

Compartir

Sin comentarios

Puedes ser el primero en dejar un comentario.

Dejar una respuesta

Puedes user estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *