Ocho meses y medio después Iron Maiden volvía a la carretera para cerrar la gira de su último disco en estudio, The Book Of Souls. La gira será mucho más corta que a lo que nos tienen acostumbrados, pues se compone de diez y nuevo conciertos en Europa, todos en pabellón, y veintiséis en Estados Unidos y Canadá, repartidos entre pabellones cubiertos en su mayoría, y anfiteatros al aire libre.

Iron Maiden - Oberhausen

Iron Maiden – Oberhausen

Se esperaban algunos cambios, anunciados por la propia banda, pero sinceramente, viniendo de un grupo como Iron Maiden, y siendo la continuación de la misma gira del año pasado, los cambios no podían ser muy grandes, y en cualquier caso, suele ser a peor.

Empecemos por los precios de las entradas, que a decir verdad, han mejorado. Desde los 66€ que costaba la primera fecha en Amberes, el rango va variando hasta alcanzar los 87€ de Hamburgo. Eso en cuanto a lo que se refiere a Europa, pues en Estados Unidos, los números alcanzan las tres cifras, pagándose 154 dólares por estar en pista en la última fecha de la gira en Brooklyn, Nueva York, no bajando de los 100 dólares para estar en pista en muchas de las fechas. Al menos en Europa, en los países en los que pasará la gira (Bélgica, Alemania, Gran Bretaña, Irlanda, Escocia y Gales), se ha ganado, aunque eso no quiere decir que sea barato. Por descontado, la práctica totalidad de las entradas ha volado, si bien, en estas tres primeras fechas, en la segunda fecha de Oberhausen, había bastantes localidades libres en la grada superior.

Iron Maiden - Amberes

Iron Maiden – Amberes

Sigamos por el merchandising. Caro. Muy caro. Cosa que no sorprende a nadie. Ya habían empezado el año pasado subiéndose al maravilloso carro de los 35€ por camiseta, si bien esta vez han vuelto a las Fruit of the loom más gruesas en contra posición a las Gildan americanas de tejido más fino que llevaban últimamente. Han incluido hasta tres diseño totalmente novedosos, con el título de canciones que luego no están en el setlist, y también refritos como el del Killers + Wasted Years, y por último, las mismas del año pasado cambiando las ciudades por las que se pasa este año. A partir de ahí, precios variados para todo, 20€ las banderas, 60€ la sudadera, llaveros, pines con luz y sin luz, bolsa, bandana, etc… Como novedad, han incluido un tourbook de los de toda la vida a 15€. Algo que se agradece. ¡Ah!, y las pulseras que costaban 1€, ahora valen 5€. Me descojono. Esta vez las camisetas del ¿telonero? están a 20€. Claro, que el papel higiénico nunca ha estado tan caro…

Shinedown

Shinedown

Continuemos con el telonero. Es de VERGÜENZA y lo pongo en mayúsculas que el ¿telonero?, y lo sigo poniendo entre interrogantes, sea una banda como Shinedown. Me importa un pito por no decir otra cosa, que hayan vendido doce millones de discos en todo el mundo y que se les incluya en carteles como Hellfest. Todas las moscas van a la mierda y no quiere decir que sea buena. Shinedown tendrá su público, pero no es el público que va a un concierto de Heavy Metal. Que si, que hay que respetar a las bandas y blá, blá, blá, pero los carteles hay que hacerlos con cabeza, que Maiden, las entradas las van a vender igual. Podríamos hablar largo y tendido de los teloneros que han llevado Maiden desde que se reunieron con la vuelta de Bruce Dickinson y Adrian Smith, Murderdolls, Rise to remain, Lauren Harris, The raven age, etc. Pero este año han rizado el rizo. Mira lo que os digo, se echa de menos a Lauren Harris. Con eso está todo dicho. Son el peor telonero de la historia de Maiden. Lo único bueno de que Maiden no venga a España este año, es que no hay que sufrirlos. Sus 45 minutos se hacen eternos.

Parece que más que nada, voy más a sufrir que a disfrutar de Maiden. Sin embargo, una cosa es el concierto propiamente dicho, y otra lo que está alrededor del mismo. No hay que cegarse.

Pero bueno, pegas aparte, cuando uno va a ver a Iron Maiden, va a ver un grupo en mayúsculas. Te podrá gustar más o menos, o no gustar en absoluto. Pero que encima de las tablas se dejan los cuernos, es una tremenda realidad. Me río de esas grandes voces que dicen que no transmiten…

Iron Maiden - Oberhausen

Iron Maiden – Oberhausen

Como siempre, comienzan con el Doctor Doctor y después, con las luces apagadas, las pantallas se iluminan y comienza el vídeo de introducción con temática maya. Al no llevar este año su famoso avión, han tenido el detalle de variarlo, con un Eddie perseguido a través de una pirámide en busca de un corazón latiente. Está muy logrado, como lo estuvo el del año anterior. Gran acierto.

Respecto al escenario, no hay novedad estructural alguna. ‘¿Para qué cambiar si funciona?’ dijo Dickinson en una ocasión. Pues no tiene razón. Hay que cambiar, no se puede llevar la misma estructura desde 1990 y quedarte tan ancho. Sin embargo, esto es como pedir peras al olmo.

Iron Maiden - Oberhausen

Iron Maiden – Oberhausen

En cuando acaba el vídeo, Dickinson, plantado en mitad del escenario inicia el tema que abre su última obra, If Eternity Should Fail, con un sonido inicial bastante precario, mejorando cuando todos los instrumentos se ponen a funcionar. Siguen con Speed of light con las imágenes del video juego en pantalla. El juego de luces, al igual que el año pasado, espectacular.

A partir de ahí, el primer cambio, pues introducen Wrathchild, la eterna “recuperada”. Se ven no pocas caras de estupefacción entre el público pese a la gran interpretación del tema. Siendo tan cuadriculados, es evidente que esta canción va a sustituir a Children Of The Damned, que es la que ocupaba el tercer lugar en el setlist del año pasado. Sin embargo, nos equivocamos, pues resulta que a continuación, y con un breve discurso de Bruce Dickinson, presentan Children Of The Damned, recordando Bruce que fue el año en el que él se unió a la banda. ¿Quería decir eso que tocarían una canción más o sustituirían alguna otra? Ahora lo veremos.

Para vuelco de los más conformistas, llegaba el turno de Death Or Glory, o la canción del mono como ya es conocida por todos. La cambiaban de orden respecto al año pasado. Pero por favor, que la retiren del setlist o que la toquen sin ningún primate de por medio. Y ya cuando incluyen lo de tirar plátanos al público… sin comentarios. Por si eso falta, siempre hay listos que desde el público tiran los plátanos, como pasó en la segunda noche de Oberhausen. Plátano que fue recogido por Dickinson y que tras pasárselo a Murray, éste lo utilizó para tocar la guitarra. En fin, que estoy del mono… y mira que el tema es bueno. Esperemos que esta gira sea la última de esta canción por la parafernalia que conlleva.

Siguieron con The Red And The Black, todo un despropósito en Amberes, donde Dickinson falló bastante, arreglándose la cosa en las dos noches de Oberhausen. The Trooper con el consabido juego de bandera precedió a Powerslave, donde Nicko McBrain entró tarde en Amberes y luego no fue una gran interpretación pues hubo algún gazapo más. De nuevo, en Oberhausen afortunadamente la cosa cambió y se pudo disfrutar como la joya que realmente es.

Iron Maiden - Oberhausen

Iron Maiden – Oberhausen

Tras esta, llegó la gran sorpresa de la noche, pues se atrevieron a incluir un tema que nunca antes había sonado. The Great Unknow, incluida en su último disco. Además, se incorporó un nuevo telón. Para los más acérrimos, fue un verdadero regalo, sin embargo, el público en general se quedó a cuadros, pues es una canción por decirlo de alguna manera, quizá demasiado íntima, no apta para las masas. Si a ello le sumamos que no se puso toda la garra que había que ponerle, se puede decir que en la primera noche de la gira, el concierto sufrió un bajón muy serio. Para las siguientes noches, la gente ya la llevaba oída y la recepción fue mucho mejor, aunque es cierto que no ha sido la mejor elección.

Discurso de Bruce para The Book Of Souls y después la mayor decepción de la noche, pues se ha caído del setlist Hallowed Be Thy Name. Alguien ha dicho que en una entrevista el grupo ha reconocido que no la tocarían más. Puede ser cierto o no, pero quitar una de las joyas de la corona para toda la vida no es ni medio normal. Puede que el tema ya sea muy exigente para Bruce. El caso es que no sonó.

Iron Maiden - Oberhausen

Iron Maiden – Oberhausen

De aquí al final, no se varió nada con respecto al año pasado. Público enloquecido con Fear Of The Dark, cierre con Iron Maiden y vuelta con los bises. Yo, inocentemente, pensé que cambiarían para terminar Wasted Years por Hallowed. Pero no. Mi gozo en un pozo. Y es que a veces aún creo en los reyes magos y luego vuelvo a la dura vida real.

Indiscutiblemente, los seis se parten el alma en el escenario, manteniendo Bruce el nivel vocal y el resto de la banda rayando a nivel muy alto. Ver a Adrian Smith sigue siendo verdadero deleite, y las carreras de Harris, aún siguen, con menor potencia, pero siguen ahí. Pero a mi modo de ver, el setlist del año pasado era mejor que el de este. ¿Querían cambiar algo? Limitándonos a los temas nuevos, Tears Of A Clown sustituida por The Great Unknow o por Shadows Of The Valley, también del nuevo, hubiera sido un acierto. Aparte, de que si metes Wrathchild por Hallowed, independientemente de que te guste más o menos el tema, son cinco minutos menos que estás tocando.

Iron Maiden - Oberhausen

Iron Maiden – Oberhausen

En fin, que son muy buenos, que lo hacen muy bien, (la segunda noche de Oberhausen fue para enmarcar), que se sale siempre contento cuando les ves (o la mayoría de las veces), pero que a mi modo de ver, los cambios no han sido del todo acertados. En cualquier caso, no se puede decir que hayan dado un mal concierto. Actitud les sobra, si bien en el de Amberes, se dejaron algunas manchas que se podrían perdonar al ser la primera noche, aunque un servidor siempre les exigirá lo máximo. Seguro que a partir de ahora, irá todo mucho más rodado. Oberhausen es el camino.

El Set list Iron Maiden:

Intro. Doctor Doctor

  1. If Eternity Should Fail
  2. Speed Of Light
  3. Wrathchild
  4. Children Of The Damned
  5. Death Or Glory
  6. The Red And The Black
  7. The Trooper
  8. Powerslave
  9. The Great Unknown
  10. The Book Of Souls
  11. Fear Of The Dark
  12. Iron Maiden
  13. Bises
  14. The Number Of The Beast
  15. Blood Brothers
  16. Wasted Years

Crónica y fotos: Fernando Leal Vielsa

Compartir

Sin comentarios

Puedes ser el primero en dejar un comentario.

Dejar una respuesta

Puedes user estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *