La tercera jornada de la odisea eslovena se presentaba con cuarenta grados de temperatura y el aire de resaca del segundo día sobrevolando las playas, que desde primera hora de la mañana estaban abarrotadas. El día anterior había dejado una media muy alta de conciertos, con auténticas joyas de directo, este tercer día no llegaba a la altura, pero se quedaba a pocos pasos. Sin duda el calor tuvo gran culpa de ello, pues a primeras horas eran pocos los valientes que decidían tostarse al sol del escenario principal.

Metaldays 2015

Metaldays 2015

Con la pesadez en las piernas de los días previos, el primer grupo que decidí ver fue THE DEVIL, ya que me habían comentado que podrían ser entretenidos. Cuestión de gustos, nada más alejado de la realidad. Un auténtico tostón de concierto, por las horas, por la puesta en escena y porque la propuesta musical era cuanto menos extraña. Salieron al escenario como si se trataran de los Power Rangers venecianos, con máscaras venecianas, cada una de un color. Su música se limitó a una puesta en escena instrumental y una grabación de fondo de la voz, que parecía que estaba leyendo una novela. Dos temas me bastaron para ver la propuesta musical del segundo escenario.

The Devil

The Devil

Llegué con el concierto empezado de EVER-FROST, banda italiana de Death Metal Progresivo que me gustó bastante más que lo que había presenciado en el escenario principal. Pero sin duda lo que más me sorprendió a esas horas fue lo que ofrecieron DAEDRIC TALES, que con vocalista femenina ofrecieron un concierto de calidad, al menos la parte que pude ver, donde las influencias melódicas de Power Metal Sinfónico cuajaron entre los asistentes a su concierto. Esta joven banda austriaca se compone de siete miembros y lo cierto es que la parte operística de su vocalista sonó bastante convincente, sin grandes alardes, pero con unos mimbres fuertes.

Daedric Tales

Daedric Tales

EMIL BULLS se presentaban en el escenario principal con la gente llegando al recinto, con lo que ya disfrutaron no sólo de buen público, sino que también de fans de la banda, que vieron como a pesar de lo temprano de la actuación, el Nu Metal que nos traían estos alemanes levantaba a la gente del letargo anterior y nos presentaban uno de los conciertos potentes del día. “Here Comes the Fire”, “Nothing in This World” o “The Most Evil Spell” hicieron que los primeros moshes del día marcaran el ritmo de la jornada. Ni mucho menos había empezado como el martes, donde desde Avatar no hubo descanso. Entre el sofocante calor y la propuesta de grupos, estaba claro que los platos fuertes, no sólo de nombres, sino que también de espectáculo sobre la arena, se concentraría en la noche. Este festival es así, y los grupos de las primeras horas tampoco es que estén vacíos, pero la zona de conciertos es amplia, y aunque haya seiscientas personas, parece que no hay mucha gente. Emil Bulls tocaron antes una nutrida audiencia, que agradeció la entrega de la banda, sonando sobre todo muy conjunta, aunque hubo pasajes en los que la voz del vocalista denotó una resaca previa y reciente. Aún así, gran concierto.

Emil Bulls

Emil Bulls

Otro grupo que me recomendaron ver tocaba al mismo tiempo que EMIL BULLS, se trataba de los eslovenos MIST, con una propuesta de Doom Metal comandado por cuatro chicas y un chico, formación muy joven y que contó con bastantes seguidores en el escenario pequeño. Hay que destacar un pequeño cambio que ha habido en este escenario, ampliándolo hacia los lados y colocando más bancos, pues en esa zona hay el restaurante hindú, pizzería y una carpa de bebida. Mist fueron el grupo encargado de que la gente fuera hacia el centro de la zona de concierto, algo que sí ocurrió. Sólo pude ver el final de su concierto, pero no estuvieron mal. Aún así, de momento como grupo revelación, me sigo quedando con TOMCAT.

Tocaba tralla por fin, pues era la hora de los míticos DEATH ANGEL, y se notó en la afluencia de público, que esta vez sí, llenó la zona de conciertos. “Left for Dead” fue el pistoletazo de salida para la contundente actuación de la banda, que además sonaron brutales. Sin respiro, la gente se dedicó todo el concierto a moshear y a hacer crowsurfing, en un torbellino de locura, orquestado por los agresivos riffs de las guitarras y el ritmo que imprimía la batería. “Buried Alive” intensificó la locura, con la gente coreando las primeras notas y preparando el terreno para uno de los circles más concurridos del festival, y no menos iba a ser “Voracious Souls”. Te puede gustar más o menos la banda, pero era la primera propuesta seria del día, y se notó.

Death Angel

Death Angel

La banda dejó claro que estaba de celebración, desde el lejano 82 han pasado más de 30 años, que se dice pronto. De su último trabajo, “The Dream Calls Blood” cayeron varios temas, entre ellos “Succubus” o el que da nombre al disco, pero no faltaron tampoco clásicos como “Voracious Souls” o “The Ultra-Violence”.

Contundencia y efectividad y el público cocinadito para lo que quedaba de día, grupos variados e historia viva del Heavy Metal.

Una zambullida en el río, helado, pero que me dejó como nuevo, dejando atrás todo el sofoco vivido hasta el momento en el día más caluroso, hasta ahora, del festival. Con el renacimiento, era la hora de SEPULTURA, que lleva dando guerra en los escenarios del mundo entero desde el 84, y que bajo el sol esloveno dieron uno de los mejores conciertos que les recuerdo. “The Vatican”, de su disco “The Mediator Between Head and Hands must be the Heart”, fue el tema que despertó a los arcángeles de su letargo. Con mucha fuerza salió el grupo, que acusó en seguida el calor, bañándose en sudor desde las primeras notas y con el público enloquecido.

Sepultura

Sepultura

Lo cierto es que la banda ha perdido un poco la personalidad con la que arrasó en los 90, pero no deja de ser no sólo parte de la historia del Heavy Metal de Brasil, sino de la historia metalera mundial. No hay headbanger que no se mueva al ritmo de “Roots Bloody Roots”, y cada vez que suena, la toque Soulfly, Cavalera Conspiracy o Sepultura, levanta a la audiencia y deja claro que el grupo forma parte del altar de nuestra música por derechos propios.

Enorme concierto de la fusión americano-brasilera que es la actual formación de Sepultura, de los mejores que les he visto. Metaldays es mágico, no me canso de decirlo, y no sé si es por el estado mental que te provoca el entorno, el río, los días de festival o el sonido bien ecualizado, pero todo suena mejor bajo la protección de las montañas de Tolmin.

HATEBREED eran los siguientes en tocar en el escenario grande, y aunque su propuesta musical no es de mi gusto, lo cierto es que dieron un señor concierto. Son pocos los grupos que a día de hoy me han decepcionado en Metaldays. Con un Metalcore muy directo, el grupo la lió parda, contagiando a los asistentes que a esa hora ya no dejaban claros en frente del escenario. Los únicos huecos que se pudieron ver durante su actuación fueron los que dejaban los circles pits, pedidos por la banda y que gustosamente el público les dedicó.

Hatebreed

Hatebreed

No faltaron temas archiconocidos por sus fans, como “Live for This”, y la actitud del grupo fue muy generosa, no sólo en fuerza, sino que también en simpatía. El vocalista no paraba de acercarse al frente del escenario, amenazando con tirarse al foso en cualquier momento. Si el cable del micrófono hubiera dado más de sí, sin duda habría bajado a liarla con la gente.

Era hora de poner pies en polvorosa para ver a uno de los grupos que más ganas les tenía en este Metaldays 2015, AUDREY HORNE. Desde que descubrí esta banda les he seguido, y los suizos nunca me han defraudado. Con la canción de los Muppets sonando de fondo, el grupo salió al escenario con una gran afluencia de público, está claro que tienen una gran legión de fans. Su estilo desenfadado y directo gustó y convenció en Eslovenia, sobre todo porque el grupo se encargó de animar a la audiencia, con el vocalista acercándose lo más posible a la gente, con los guitarras siguiendo el ejemplo y con el bajista y el batería muy activos durante toda la actuación.

Audrey Horne

Audrey Horne

Les descubrí por su tema “Redemption Blues”, y arrancaron con esa gran canción, así que no podía ser mejor. Odié perderme los dos últimos temas, pues estaban en mi lista desde el día que salió el cartel del festival. Ese tema marcó la tónica del concierto, con riffs alegres, solos festivos y una voz que te invita a saltar sin cesar. No faltaron también las grandes “Holy Roller” o “There Goes a Lady”. Pronto los tendremos en España, en Septiembre con Dead Lord, concierto imperdible. Tocaba irse, pero me costó la vida, pero es que en el escenario principal ya estaba preparado para sus reales majestades Accept.

ACCEPT eran los cabezas de cartel del día, aunque prácticamente compartían ese título con CARCASS. Tornillo y compañía venían con ganas, ya les pudimos ver sobre el escenario en el concierto de Sepultura, y salieron con todo, con Bruce Willis haciendo las veces de guitarra y ofreciendo esa segunda juventud que está viviendo la formación. Lo dieron todo sobre el escenario, no dejándose nada. Cayeron “Stampede”, “Stalingrad”, “Shadow Soldiers”, “Princess of the Dawn” y un sinfín de temas más que uno a uno iban completando uno de los conciertos no solo del día, sino de todo el festival.

Accept

Accept

Ahora bien, no todo son rosas. El vocalista no llegaba ni aunque lo intentase a los agudos en las canciones, las partes más rasgadas, perfectas, pero cuando tocaba agudizar el grito se perdía en el viento. Y no era culpa del sonido, como he escrito anteriormente, en Metaldays roza la perfección, algo que se echa de menos en otros festivales.

“Pandemic” es de esos temas que la nueva formación ha creado y que convence, demostrando ese rejuvenecimiento del grupo sin renunciar a su sonido clásico, pero sin duda el abanderado de esta nueva etapa es ese terremoto que es “Teutonic Terror”. No faltaron los clásicos coros del bajista y del guitarra, ni los caretos de ambos, ni tampoco las poses de los tres en el centro del escenario coreografiando los temas.

Accept

Accept

Sin duda un enorme concierto, pero una pena que coincidieran en el tiempo con KAMPFAR, pues era uno de los grupos que merecían tocar en el escenario principal. Llegué a ver algunos temas de los noruegos, y la verdad es que el escenario estaba abarrotado, lo que agradeció efusivamente el grupo, sonando muy bien lo poco que pude ver y con la gente entregada, sobre todo con “Hour Hounds, Our Legion”, temazo donde los haya. Garantía de buen directo, espero que el año que viene los horarios sean más como los de 2014, cuando no había tantos solapamientos entre los dos escenarios.

Entre la cena y la visita al excusado, no llegué a hacerle fotos a Carcass, con lo que me disculpo por no poner ninguna de ellos, pero las pocas que hice de lejos, oscuras. CARCASS no son muy amigos de la luz tampoco, y así lo dejaron claro durante su actuación. Llegué con “Cadaver Pouch Conveyor System”, y vaya batalla tenían montada. Que brutalidad. Nunca les había visto en directo, y la verdad es que me quitaron todo el cansancio de golpe, viendo como sonaban y como la gente respondía con la clásica fórmula Miyagui, dar cera pulir cera.

Animalada de concierto se marcaron los Islandeses, sin medias tintas y con la firme convicción de no ser unos simples comparsas del resto de bandas. “No Love Lost” me gustó especialmente, con unos cambios de ritmo que se hicieron notar entre los asistentes, que a pesar de llevar todo el día de conciertos, río y calor, sobre pasaron la hora de Cenicienta con los zapatos puestos.

Kampfar

Kampfar

Una gran jornada más pasaba, y tocaba descansar para lo que viene hoy Jueves, entre otros, ARCH ENEMY, CROWBAR, ROTTING CHRIST, UNEARTH o HARDCORE SUPERSTAR.

Compartir

Sin comentarios

Puedes ser el primero en dejar un comentario.

Dejar una respuesta

Puedes user estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *