Todos los posts etiquetados Metaldayz

Metal Dayz 2012 – Markthalle (Hamburgo) – 22/09/12

Tercer y último día del METAL DAYZ de Hamburgo (Alemania), donde nos aguardaba otra cariñosa bienvenida por parte de la Organización y de todo el equipo, además de grupos que no habíamos visto nunca en directo y la Metal Queen Doro para cerrar el evento.   Muy bien se presentaba el 22 de Septiembre 2012. Después de una divertida mañana de turismo por la bella ciudad germana pudimos muy pronto (18:15) ver a: Megaherz: Una banda alemana que no aporta a la escena ni a la música ni un poquito de originalidad ya que es digamos copia o demasiada mezcla de Samael con Sisters of Mercy y por el idioma y algunos ritmos de Subway to Sally. Esta clase de bandas son muy del agrado del público alemán que se pirra por ese tipo de medio bailoteo duro, con ritmos muy marcados, movimientos desafiantes de izquierda a derecha aderezados con el precioso idioma que me gastan admirando muchísimo a aquellos que lo dominan. MEGAHERZ son una banda que forman parte de la llamada “Neue Deütsche Harte”, un movimiento del país germano en el cual las bandas tienen un sonido con guitarras eléctricas muy distorsionadas, voces muy graves y generalmente con tonos rotos, secos y registros muy bajos incluyendo una serie de instrumentos impensables en el Heavy Metal como Samplers o Cajas de Ritmos sacando compases muy bailongos pero que quedan bien para un rato. El caso es que estos son digamos eso pero no con el glamour de los Samael, con un cantante que más bien parecía uno de Estopa, Melendi o similar pero que algo tendría cuando la gente les coreó los temas de principio a fin. La sala estaba bastante hasta arriba y más respondía el público que ellos pedían, curioso. Sólo con un leve movimiento ya la gente le coreaba todos los temas, respondiendo más de lo que ellos pedían porque en el fondo no hacían nada.., limitándose a subirse en una especie de alza metálica que les habían puesto al lado de los monitores de pié de escenario y ya, además de irse cambiando de posición. Pintas de obrero de cualquier fábrica, tíos normalitos, nada de espectacularidad por ningún sitio pero se llevaron al público de calle. Lo que sí hacía su vocalista es tener unos movimientos exageradísimos, muy de pose y demasiado estudiados, restándole además naturalidad a la escena, se le notaba como si la noche antes estuviera en el espejo diciendo un, dos, tres, un, dos, tres, tan estudiados que había veces que parecía que iba de coña. Temas muy parecidos unos con otros que hacía que fueras perdiendo el interés porque fue una cosa demasiado repetitiva desde el comienzo, pillaban un ritmo repitiéndolo una y otra vez pero el público estaba encantado. Tras una media hora de show alargado que se hizo como 3, se despidieron como si hubieran ganado la copa de Europa y mejor, curiosos estos Megaherz, sólo para los amantes de este tipo de sonidos. Su set list fue: Jagdzeit Heuchler Prellbock Keine Zeit Rabenvater März Miststück Devil’s Train: Tenía unas ganas locas de ver a esta banda ya que no pude en el Summer Breeze y su disco homónimo me parece un cañonazo, de lo mejorcito que he podido escuchar en el 2012 y me he tragado unos cuantos. Además, esta banda lleva de batería a Jörg Michael que ha pasado por Stratovarius y por Saxon o sea, un aliciente fantástico añadido y además contar con Jari Kainulainen (ex Stratovarius también al bajo) y Roberto Dimitri Liapakis , vocalista y anteriormente en Mystic Prophecy junto al muy agradable Lakis Ragazas a la guitarra que es un crack. Todo se quedó ahí, salieron cuando la sala tenía mucha menos gente que Megaherz y después de un sonido de un tren que salía por los amplificadores. No sabemos si es porque el sonido no les acompañó mucho o porque es verdad que no estaban por la labor tomándoselo con el interés únicamente Jari y Lakis (bajo y guitarra), el resto a cumplir y ya. El que me quedé muy bloff fue Jörg, que está completamente desaprovechado en esta banda o por lo menos en directo ya que este tío es una pasada pero aquí es chun chun pum pum y vale, le viene bien porque no está muy bien de salud que digamos pero te esperas muchísimo más de él, antes hacía molinillos, daba juego, unos redobles excelentes y aquí es seguir el compás y poco más. Iban corriendo no parando casi entre los temas todos claro de su disco, DEVIL’S TRAIN, pero no sonaban tan potentes ni tan hard-rockeros clásicos como en la brutalidad de ese disco, qué pena. Además la luminotecnia era para matar al de las bombillitas, estaban tocando y antes de terminar como que les dejaba muy a oscuras, no iba muy conjuntado con ellos y yo creo que les estuvo puteando todo el rato, no me gustó ni un poquito y luego hablándolo con ellos incluso Lakis y Jari (con los que más hablé) me dieron la razón. Para animar al personal, sacaron a dos mozas, dos hembras o similar, vestidas muy eróticamente, con su silicona en su sitio y un careto que …, que….., eran las dos difíciles de mirar por no decir que eran igual de feas que Belén Esteban marcándose los típicos bailes calienta esas en varios temas como en “Sweet Devil’s Kiss” y en la versión que se hacen del tema fantástico de Led Zeppelin “Immigrant Song”, con unas aaaaaahhhhaaaaaahhhhh que no estuvieron mal. Jari Kainulainen dio el toque maestro de todas las bandas del Metal Dayzz que vimos al sacar un bajo de 6 cuerdas (el único) tocándolas todas, cosa rarísima. El resto sacó 4 y a excepción de Nibbs Carter de Saxon, sólo acariciaron dos. El mejor Lakis que intentó sacar lo mejor de su guitarra pero en general nos defraudaron por mucha maciza (bueno….) que sacaron para terminar con su versión del American Woman con ellas y terminando a oscuras, un poco pobre la verdad. Su set list fue: In the Ground Room 66-64 Coming Home Sweet Devil’s Kiss Roll the Dice Find New Love Immigrant Song (Led Zeppelin’s cover) Yellow Blaze American Woman (cover) Betontod: A esta banda de Rheingberg (Alemania) les están promocionando a muerte en todos los últimos festivales a los que hemos ido apostando a muerte su discográfica por ellos. En todos te regalan pegatinas, cosas, … te los anuncian como si fueran una pasada así que como nosotros encantados de descubrir bandas nuevas, corriendo que fuimos a coger sitio  verles. Un escenario con un póster de fondo tremendo y dos más pequeños a ambos lados del escenario te hacían pensar…,, jolín, esto va a ser la caña y otra de estas que flipas pero al revés. BETONTOD son los Porretas alemanes en un poco más jovencitos, ya está. Una banda típica de PUnkRock simplón, todo cantado en idioma alemán (lo mejor que tienen) y que me recordaba mucho al rollo Böhse Onkelz y demás bandas de ese palo. Primeros acordes simples, muy machacones, repetitivos, con guitarras con ritmos rápidos y que siguen un mismo patrón para dar entrada a un vocalista de lo menos heavy/punky al uso que hemos visto, que cantaba como yo y que soltaba frases rápidas que se sabía todo el mundo y que se callaba de vez en cuando como el Yosi de los Suaves ya que los coros del público le impedían seguir. Uno de sus guitarristas, el más orondo era el que le hacía los coros pero poco oíbles debido al griterío de los fans, eso sí, cuando le oímos era mejor que se estuviera calladito porque tenía la misma voz que los asistentes del Envivo el domingo por la mañana, rota y cazallera a más no poder. Lograron pogos contínuos, algún Wall of Death no muy grande y bailes divertidos a ritmos con toques Skas tras los cuales tuvieron un problema con la guitarra al romper la única cuerda que tocaba el más protagonista, el de los coros. Mucho movimiento en escena y sobre todo muy divertido el ver al público que era como ver un concierto petao de Ska_P o Porretas con todo el mundo muy pedo. Los temas a veces abandonaban un poco el Punkarreo para meter algún detalle de Rock Alemán en plan los más divertidos acordes de Helloween. Cuanod estábamos flipando con lo que allí estaba pasando, nos sorprendimos más al ver como una buena moza fan entrada en años se saltó el cordón de seguridad, se subió al escenario arrimándose y dando besitos cual teenager con Ricky Martin a los miembros del grupo especialmente al cantante que es lo menos erótico que ha parido madre. Por cierto poníendole a cien y terminando este el show con sus dedos abiertos y la lengua en un gesto osceno, muy gracioso. En un cuarto de hora que les veas, ya sabes de qué va a ir toda su carrera. Su set list fue: SchwarzeBlut Feuer Frei Kinder der Zorns Nichts Popsongs Gasoline Glück Auf! Gloria Nebel Viva Punk Entschuldigung Für Nichts Ewigkeit Auf Eine Gute Zeit Doro: La Metal Queen, de las personas más simpáticas, majas y entrañables de la escena musical aparecía 10 minutos tarde en el escenario grande del Markthalle con un cartel de su última gira de fondo (con foto de cuando hizo la Primera Comunión o similar) y mucho más guapa y con menos quincalla que cuando su actuación en Wacken. La pequeña y gran cantante salió a por todas contando con sus incondicionales fans (tenían reunión extraordinaria el club allí) y muchos que no querían perderse a la siempre entregadísima alemana que aunque lleva toda la vida haciendo lo mismo, da igual porque es un encanto de persona y demuestra en cada show que el Heavy Metal le gusta y le gustará, dando todo de ella. Sacó rápidamente a su público gritos de “Dogo-Dogo-Dogo” (la r la pronuncian “g”) sacando la banda que la acompaña ahora hechos una piña en torno a ella pero a la vez dando mucha vidilla, se compaginan perfectamente y es un placer verles. Fueron muy rápidos, uniendo los primeros temas comenzando con “Earthshacker Rock” y como siempre, metiendo temas tan famosos de su otra etapa como “Burning the Witches” con su voz tan personal y auténtica a lo Bonnie Tyler del Metal. Como estábamos en un festival de los Jefes del Wacken y siendo ella una de las que más veces va por ahí, cantó el himno oficial del mejor festival del mundo, “We Are The Metalheads” aprovechando para anunciar lo que sus Jefes nos habían confirmado unos minutos antes en exclusiva, que la Edición 24ª, el W:O:A 2013 se había agotado en un mes y algo provocando aplausos y gritos – no os preocupéis que podéis venir con nosotros que somos enchufados y tenemos entradas. Tras la locura del himno, coreado por todos, (es que es un estribillo muy simple, Wi Ar Wi Ar de Metaljessss) tocaba el turno a sus digamos insufribles baladitas (“Without You”)  pero bueno, así un respiro no viene más porque luego ya venía más caña como “Metal Racer” (clásico Heavy Metal) y el sorpresón de la noche y del festival, la aparición del maravilloso, entrañable, legendario y siempre admirado Uli John Roth, exScorpions que incomprensiblemente bajo un calor de 30 grados o más, llevaba una chaqueta como de piel de borrego, su eterno pañuelo y la misma pinta de los primeros discos en los que salía (en el Tokyo Tales del 77). Qué sonido tuvo el de su guitarra, se nos puso a todos los pelos de punta, fue fantástico, cómo sonaba aquello y mira que no hizo nada, no puso mucho empeño pero el que vale, vale. En “Raise Your Fist” to the Airrr….. el público se la cantó entera con ella mientras su fantástico batería daba mucha vidilla subiéndose a su instrumento y dando marcha mientras Doro presentaba a su banda – se nota que hay buen rollo entre ellos y eso mola. Fueron sucediéndose los temas hasta llegar al obligatorio “All We Are” que es como el Crusader de Saxon, si no lo toca la matan con sus movimientos clásicos extendiendo sus brazos al público, muy aplaudido. Ya venía el final con Doro saltándose el foso y estando con el público y mostrando una preciosa y cariñosa sonrisa de agradecimiento y es que sabe que la queremos mucho porque se lo merece. Tuvo que salir un par de veces para terminar con “Fight or Rock” (con un precioso sonido de bajo y guitarra) y diciendo como Saxon, “You Are My Family”, pues sí, da gusto tener  Doro en la familia,… menudo conciertazo de la Metal Queen. Genial. Su set list fue: Earthshacker Rock Rule the Ruins Running rom the Devil Burning the Witches We are the Metalheads Without You Metal Racer Für Immer East Meets West Raise Your Fist Breaking the Law All we Are Burn it Up Unholy Love Metal Tango Love Me in Black True as Steel Fight or Rock You are My Family Las fotos del Metal Dayz las hemos subido a nuestra página de Facebook.   Crónica y fotos: javier@metaltrip.com & rocio@metaltrip.com

Metaldayz 2013 – Markthalle (Hamburgo) – 21/09/12

Segunda jornada del METAL DAYZZ, en Hamburgo (Alemania) en una sala fantástica, Markthalle y que reunió a una serie de bandas muy interesantes, algunas que no habíamos visto antes y otras que son de adoración (la mía, Saxon, Saxon) y que nos hicieron pasar una feliz velada. Audrey Horne: Una banda noruega según ellos de todo esto, Hard Rock, Post Grunge, Metal Alternativo y Rock Alternativo, que tuvo que abrir la segunda jornada y que no atrajo a mucho público, puede que por ser viernes y salir a las 19:00h, hora laborable en Alemania y en Zambia.  Una pinta que de heavy no tiene nada, con un flequillo relamido, una pinta postRockabilly a lo Volbeat que dices a priori…. Ufffff – el resto way, con Ice Dale de Enslaved a la guitarra, Thomas de Shag en la otra guitarra, una crack y Kjetil a la batería tambien miembro de otra banda llamada Deride. Pues estos cuatro se dieron un conciertazo que nos encantaron desde los primeros acordes hasta el último compás. Pasote es poco. Muchísima fuerza, mucha energía, mucho feeling  además como no te lo esperas, te sorprende, te engancha y al final terminas más contento que unas pascuas. No comenzaron contando con sonido bueno, les pusieron unas luces bastante malas pero les dio igual, no hay adelantos técnicos pues lo suplo con mis ganas y eso es lo que hicieron consiguiendo con su mezcla de estilos que estuviéramos todos moviéndonos y dando palmas. No pararon de moverse, de alzar los instrumentos y Toschie, el postrockabilly, de moverse, de animar, de saltarse al foso y de estar con el público que agradecido se metió en el show en minutos. Ice Dale de Enslaved se salió, qué clase tiene ese tío tocando la guitarra – además la música de Audrey Horne es distinta y le da como alas, de hacer lo que sabe explorando muchos estilos y es una gozada escuchar esos riffs largos, hirientes, rebuscados y dándonos una lección de cómo sacar unos sonidos impresionantes, además dándoles sentimiento, viviéndolo y no poniendo el ¨Do” después del “Re”  y cosas así que eso estudiando lo hace todo el mundo, hay que echarle algo, gracia y feeling y este tío lo hizo durante los 50 escasos minutos de show. Los temas son largos y dan el tiempo suficiente para que la banda se recree. Me gustó mucho un tema más tranquilo pero lleno de fuerza que estrenaban en el Metal Dayzz, “Redemption Blues”, demostrando que esta banda se atreve con todos los estilos saliendo muy airosos de todos. Incluso metieron un teclado a lo Uriah Heep que fue una sorpresa súper agradable terminando los dos guitarras en la parte anterior del escenario con los instrumentos en alto y el batería, Thomas, a toda caña con una gran pegada. Aprovecharon esta ocasión para presentar temas nuevos y en general gustaron mucho. De lo mejor que pasó por el Metal Dayzz por fuerza, temas, actitud y energía. Muy bien Audrey Horne. Su setlist fue: Charon Bridger These goes a Layday Classic Hard Rock Mardus Tired Threshold Blaze Stormwarrior: Esta banda es por lo menos curiosa y sobre todo, a mi entender, digna de admiración por la tenacidad que tienen, el interés que ponen y lo de segunda división que son…, pero ellos a muerte, a seguir intentándolo, eso ya es digno de aplauso. Siempre me pasa lo mismo con ellos, voy con unas ganas locas de verles porque a mí me mola mucho el Metal Alemán en todas sus vertientes y más teniendo el rollo marinero/vikingazo/conquistador de estos pero jolín…., es que luego se queda en poquito. De momento, cómo puedes ponerte un chaleco lleno de tachas hasta la etiqueta? – pero chaval, que se nos pusieron a todos los pelos de punta cuando salió Lars Ramcke, su vocalista, en escena. Era feo no, espantoso y lo peor, con las luces y tanta tachuela en él, brillaba como la bola de la disco de la Fiebre del Sábado Noche, en serio, era curiosísimo. Todos en la sala nos mirábamos preguntándonos qué se ha puesto este tío? – porque era tel efecto tan de discoteca…, brillaba tanto…, se pasó tres pueblos. Yo creo que pensó, aquí hay que ponerse de duro con tachas pues yo el que más y claro, en la moderación está el gusto. Brillaba como cualquier disco de Rihanna, Madonna o similar, pobre hombre.   Llevaban poca parafernalia, tan sólo un póster encima de un ampli y ya, no dejándonos ver el barco del Atleti que me llevan y que mola tanto (no porque sea del Atleti, ojo). Ya había más gente, de bastante más edad que el día antes que les miraban con curiosidad porque el 90% eran de los típicos seguidores de Saxon que se acercaron a ver de qué iban. Me dio la sensación de estar súpernerviosos, de que tenían prisa tocando a toda pastilla no porque sea así su estilo semi-speed sino porque parecía que tenían que darle un repaso a mil temas en media hora, no parando entre tema y tema y soltando su set list de largos temas cuando antes mejor. Fueron de los que menos se involucraron con el público destacando los coros entre Lars y Yenz Leonhardt, su bajista el cual parece que no pasan los años por él, siempre está igual el tío desde sus lejanos tiempos en Kingdom Come y más bandas.   Muchos detalles en ellos de Gamma Ray, mucha velocidad a lo Running Wild y en general unos temas muy fáciles de que te gusten a la primera pero que no llegan a maravillarte por perderse en tanta rapidez, están bien pero es eso…, se quedan ahí en lo correcto, en un concierto bien pero que de ahí no pasa faltando esa chispa, ese toque de originalidad, gracia o salero que te haga recordarlo mucho.   En esta ocasión no contaron como en otras como en su aparición en el Sweden, con la colaboración de su íntimo amigo Kay Hansen y eso que este último vive allí. Una hora cortita donde los referidos Lars Ramcke (Vocalista), Alex Guth (Guitarra), Yenz Leonhardt Bajo) y Hendrik Thiesbrummel en la batería no lograron nada más que hacernos escuchar los temas e irse, de los que menos respuesta positiva consiguieron. Bueno, otra vez será. Su set list fue: Iron Gods Sign of the Warlorde Heavy Metal Fire Heathen Warrior The Axewielder Fire and Ice Bass / Asa Lande Ragnarök Thunderer Metal Legacy Heading Northe Oddin’s Warriors Saxon: Era la cuarta vez en menos de un año que veíamos a los grandes, a una de las Leyendas del Metal que están en todos lados y en esta ocasión era más o menos normal que actuaran por ser el organizador del cotarro este su mánager. Con gente de todas las edades pero abundando en la pasada la cuarentena y con la intro coñazo hasta la muerte que me llevan ahora, después de haber puesto el “Here I Go Again”, salieron Saxon como siempre, con clase, con elegancia y sabiendo que lo tienen todo ganado desde que aparecen en el escenario. Llevaron el mismo telón que aquí en La Cubierta o en la Heineken y poco más, no haciendo nada de referencia visual a su último trabajo en directo en Wacken. Con unas luces blanquecino/azul/rojizo todo el rato y no permitiendo verles con claridad, abrieron con el clásico “Heavy Metal Thunder”, con Biff genial de voz pero es verdad que se le nota mucho si tiene muchas ganas, pocas, etc etc – es más transparente…., en esta ocasión no se jugaba nada en su carrera y se limitó primero a cumplir y luego ya se fue animando. No nos permitió escuchar esos silbidos que tambien le salen y que tanto nos gustan, saltando y demás, con su movimiento erótico de agacharse con el melenón ese que me gasta pero todo en su medida. Eso es lo malo de verles tantas veces, que te crees que siempre es igual pero como es humano (bueno no, es un Dios) hay días que le sale mejor que otras. El set list fue igual que el que utilizan en sus giras por salas aunque esta vez cambiaron algunas y dejaron otras aparcadas centrándose más en los clásicos y sólo tirando de “I’ve Got to Rock” o “Batallions of Steel” de sus últimos trabajos. Con un abrigo trescuartos que no se quito, su perenne chicle con el que juega con chulería, su “S” de Saxon colgada y el pelo más largo que en Wacken…, nos contó que es genial volver (it’s great to be back) aunque poco se han ido – mejor.   Anunció que están inmersos grabando un nuevo álbum de estudio que saldrá previsiblemente para Febrero y es que tienen cuerda para rato. El que estuvo muy saltarín esta vez fue su simpático bajista Nibbs Carter, desmelenado y viviéndolo aunque es verdad que va frenando su marcha y es que no se podía estar así como lo hacía él. Paul Quinn efectivo y muy músico fue el que menos vidilla escénica dio aunque tuvo una sonrisa permanente y sobre todo deleitándonos con ese sonido tan particular. El que siempre está igual y es parte fundamental ahora en el sonido Saxon es el otro guitarrista, Dough Scarrat. Es el pilar que necesita la banda para continuar donde están, parece que no hace nada pero los sonidos unidos a los de Paul Quinn son fantásticos sabiendo darle la frescura y energía renovada a clásicos como “747 Strangers in the Night” a la cual comentó Bifford que fue incluida en el 2nd disco que grabaron, cuando éramos pequeñitos y que presentaron en una gira con Judas Priest, la historia se repite. Con sus guiños, su chicle que va y viene y su mirada azul uniceja, tenía a todo el mundo (menos a dos) bajo sus pies. Nos comentó irónicamente … a ver si sabéis seguir y cantar esta – sonando las primeras notas del Crusader…, con una larga introducción de Nibbs Carter al bajo – cómo sonaba, Diong,  diong, diong, …, qué sonido por Dios para unirlo sin respiro al “Strong Arm of the Law” haciendo que saltáramos todos (menos dos) y otro bombazo, “Denim and Leather” comentando divertido Bifford en lo único que sabe en castellano… - Grande cohonehhhh – agarrándose de donde salieron sus descendientes. Cambiaron el orden del set list dándonos un respiro con el “Batallions of Steel”, necesario para reponerte un poco dejando a Dough Scarrat que se explayara en un riff con influencia de Glen Tipton de Judas pero con su toque personal. Estuvo este muy de sonrisas y complicidad con Nibbs y es que en general forman un grupo sólido, un bloque de banda donde saben todos perfectamente quién es quién y cuál es su papel transmitiendo buen rollo aplaudiendo en varias ocasiones Bifford al público por su respuesta. Hemos estado muchas veces aquí en Hamburgo tocando y tambien en Wacken, dijo Biff – siendo días especiales estos del Metal Dayzz porque estamos en familia, en la Familia del Wacken con la increíble Doro…. – y es que tiene toda la razón. Es la mejor familia que te puedes encontrar y si no tienes otra, pues genial. Hubo tambien protagonismo para Nigel Glocker, su batería aunque yo pensaba que hubiera subido con ellos Jorg Michael, ya que actuaba al día siguiente pero no pudo ser y ya dejando para el final la que escribimos en la parte de atrás de un bus de gira, el “Solid Ball of Rock” – un clásico pero no tanto como el “Princess of the Night”, de bis con el que se fueron tras escuchar, Saxon, Saxon, Saxon de todos menos dos de los asistentes. Qué grandes Saxon, esta vez de menos ganas a muchas. Su set list fue: Heavy Metal Thunder Hammer of the Gods Power and the Glory I`ve Got to Rock 20.000 Feet 747 Strangers in the Night Crusader Strong Arm of the Law To Hell and Back Again Denim and Leather Battallions of Steel Wheels of Steel Solid Ball of Rock Princess of the Night Hatesphere: No pudimos ver la actuación completa de esta divertidísima banda danesa ya que coincidía los primeros minutos con el final de Saxon pero sí llegamos a presenciar bastante de su show. Son de Copenhague y aunque tienen los daneses fama de fríos, de serios no sé por qué; cercanos, súper simpáticos, graciosos, divertidos y cañeros hasta decir basta. Su cantante simplemente se sale, es como un niño gamberro y malo pero salao, tiene mucho carisma no parando de animar, de saltar y poner unas caras, sintiendo hasta la última corchea de los temas como si les fuera la vida en ello.   Habia gente pero no mucha en el pequeño recinto moviéndose y haciendo pogos en las primeras filas al son de los ritmos veloces y desbocados de  Hatesphere. No inventan nada pero sólo lo graciosos que son, la actitud gamberra y la caña que desprenden es obligatorio verles, en escena mucho mejor que en disco. Muy corto su show pero muy intenso. Su set list fue: Kicking 500 Floating Intro + Resurrect Oceans Intro+Drinking Reaper Intro + Hate Las fotos del Metal Dayz las hemos subido a nuestra página de Facebook.   Crónica y fotos: javier@metaltrip.com & rocio@metaltrip.com